¿Tu gato araña los muebles?

¿Quieres evitar que tu gato arañe toda la casa?

Nuestros gatos, los que tenemos en casa, ya han perdido, con el tiempo que llevan con nosotros, el contacto directo con el hábitat natural y muchas veces sacan su instinto salvaje hacía elementos de la casa, arañando muebles, puertas, marcos, sofás, ellos son así y necesitan arañar, explorar, subirse a ese mueble, saltar.. si no, no serían gatos. Piensa que no lo hacen por simple divertimento, lo cierto es que todos los felinos rascan objetos de forma innata en su entorno natural y por distintas razones.

Si tu gato araña los muebles es porque no tiene rascadores atractivos o necesita aprender a usarlos.

Los rascadores para gatos son necesarios por muchas razones. Por qué un rascador para gato es tan importante? Veremos las diferencias y tipos de rascadores que podemos encontrar en función de las necesidades de los gatos.

Cuáles son las razones por las que un gato necesita un rascador:

  • Afilarse/Renovar las uñas: todos los gatos necesitan arañar y rascar, principalmente para romper las capas muertas de sus uñas, que crecen por capas. Las uñas de los gatos son su identidad, de ahí que necesiten renovarse las uñas. Es la manera que ellos tienen de hacerlo y sin un rascador, quizá el sofá disponible sea un objeto apetecible.

Podríamos cubrir los muebles e incluso utilizar hierba para gatos, quizá así podríamos evitar que utilizase los rascadores.

Marcar el territorio de juego: Los gatos son animales territoriales, aunque sean domésticos. Por eso necesitan marcar y reivindicar ciertas zonas como suyas para reforzar su instinto natural. Los rascadores le brindan la oportunidad de dejar su marca, su huella y su energía en algo que considerarán suyo con el tiempo.

Hacer ejercicio y estiramientos: Los rascadores para gatos les proporcionan un medio para jugar y estirarse, algo muy importante para sus articulaciones, su musculatura y sus huesos después de esas horas durmiendo. Si el rascador es de tipo torre o árbol, además le proporciona la posibilidad de trepar, saltar y jugar algo que un gato casero necesita y es muy importante para su correcta sociabilidad en un hogar.

Poder liberar estrés: Es un buen sistema para liberar tensiones, y resulta beneficioso en situaciones de estrés, como podría ser un nuevo gato en la familia, una mudanza.

Sofás y muebles en peligro: Cuando un gato rasca los muebles, posiblemente es porque no lo hemos acostumbrado correctamente y no hemos enseñado cuál debe ser el sitio adecuado. Un buen poste o árbol rascador con amplias zonas de rascado y de bases a diferentes alturas hacen que el gato lo utilice como su “zona de liberación” dejando en muchos casos de arañar y asaltar otro mobiliario de la casa.

Observar a tu mascota es la primera clave para entender las preferencias de rascado de tu compañero.

Una vez que conoces los gustos de rascado de uñas de tu gato, hay que sustituir los objetos domésticos por rascadores lo más similares posible.

Coloca los rascadores cerca de las zonas inapropiadas de rascado que ya estaba utilizando.

Importante: hay que asegurarse de que el nuevo rascador es estable y no se mueve mientras que el gato lo usa. Estos rascadores pueden ir, poco a poco, alejándose de los muebles que antes usaba el felino y ser colocados en las zonas deseadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Relacionados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.