Piscina para perros

El calor del verano puede llegar a ser muy intenso, a veces hasta peligroso para su mascota. Nadar es una forma fantástica para aliviar el aburrimiento y el calor del verano, pero la seguridad debería ser siempre lo primero en todas las situaciones. En este texto hemos recopilado una serie de consejos que creemos que todos los propietarios de perros tendrían que leer antes de ir a la playa o a la piscina.

Aquí están 5 consejos de los que todos los propietarios de perros deberían ser conscientes:

1. ¡No todos los perros pueden nadar!
Un error común es pensar que todos los perros han nacido con la habilidad de saber nadar. Aunque esto puede ser cierto para muchos labradores o golden retrievers, otras razas no están tan preparadas para nadar, y a veces, esta actividad puede llegar a ser peligrosa. Las razas braquicéfalas, las razas que tienen el cráneo casi redondo, como los carlinos o los bulldogs, razas grandes como los boxers y los perros que tienen las patas cortas, como los basset hounds y los teckel (perro salchicha), tienen ciertas dificultades nadando durante períodos de tiempo largos, si es que lo consiguen. Por supuesto, siempre hay excepciones a la regla, pero cada perro debería ser vigilado mientras nada, asegurándose de que están a salvo todo el tiempo.


2. ¡Que no se beban el agua!
Beber agua salada puede conducir a los perros a la deshidratación, y puede incrementar las posibilidades de ingerir bacterias y algas. Llevase agua de su casa a la playa para que su perro pueda beber tranquilamente. El agua de las piscinas no es mortal para su perro en pequeñas cantidades, pero sería mejor proporcionar agua fresca potable a su perro en todo momento.


3. No te olvides la crema solar
Si te pones crema solar el día que vas a la playa o a la piscina, no te olvides de tu perro! Ellos son propensos a quemarse en las áreas donde no les crece pelo, como por ejemplo sus orejas, nariz y estómago. Evita todos los productos que contengan óxido de zinc, ya que es tóxico para los perros. Así que encuentra una crema solar hecha específicamente para perros y mantenlos a salvo del sol!


4. Llévate un chaleco salvavidas
Hasta un nadador experimentado y talentoso puede cansarse, herirse o distraerse mientras nada, perdiendo el control o la habilidad de mantenerse a flote. Mantén a salvo a tu perro con un chaleco salvavidas que los mantendrá en posición vertical y a flote sin importar la situación.


5. Ve poco a poco y practica
Nunca deberías lanzar a un perro al agua y esperar que sepan qué hacer. Eso es extremadamente peligroso, por no mencionar que es increíblemente cruel. Si estás nadando en la piscina, deberías enseñar siempre a tu perro dónde están las escaleras para salir. Un punto de referencia como una maceta o una silla para marcar el camino de salida seguro es una gran idea.


Ves poco a poco, con salidas cortas para nadar al principio y poco a poco intentar pasar más tiempo con él en el agua.

Estos son algunos de los productos que te puedes llevar a la playa o a la piscina para perros.

 

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.