Perros en la playa

Más allá de eso, es importante que tengas en cuenta que los perros, al igual que los humanos, durante el verano necesitan de un cuidado especial, ya que las altas temperaturas los afectan igual que a nosotros. Si vas a ir por largo tiempo, es mejor llevar una sombrilla, para que luego de un buen paseo con los perros en la playa, puedan descansar bajo la sombra y estar seguros de los rayos del sol.

Por el calor, también es importante prestar especial atención al tipo de hidratación que le damos a nuestros perros. Tienen que beber mucha agua para estar en forma, y no deshidratarse por las altas temperaturas.

¿Sabías que existen protectores solares para perros? Hay unos protectores para sus almohadillas, que protegerán sus patas del calor y evitarán así que sufra quemaduras, ya que con la arena caliente puede tenerlas. En ese caso, al llevar a los perros en la playa, es mejor que valores el horario y que intentes evitar los momentos de mayor calor, como lo son entre las 12 y las 16 horas. No solo existen protectores solares para sus patas, sino que también hay protectores para su piel. Habla con tu veterinario amigo y consúltale cuál es el mejor protector solar para tus perros. Eso si… ¡Ni se te ocurra aplicarle el mismo protector solar que usas tu, porque podrías dañarle mucho la piel!

Nunca quites la vista de tu perro. En la playa hay mucha gente, y este podría perderse o que alguien lo distraiga para llevárselo. Haz como haces con los más pequeños, vigilando cada movimiento.

Cuando vuelvan a casa,  de llevar los perros en la playa, revisa sus orejas y oídos para evitar así que tengan arena en su interior. Límpialos muy bien para que no tengan ningún tipo de infección por dentro y puedan seguir disfrutando de otra salida más a la playa en familia.

Compartir un momento así en verano los unirá más, así que no dudes, si tienes la posibilidad, de llevar los perros a la playa.